Cada avance científico mejora nuestra calidad de vida. La medicina regenerativa trabaja con el uso de material autólogo como punto de partida.

La medicina regenerativa pone el foco de su investigación en hacer que nuestro cuerpo trabajo por sí mismo para regenerar tejidos. Esto hace que podamos evitar efectos secundarios que normalmente ocasiona la medicina convencional.

¿Por qué es tan importante?
Porque parte de la premisa de que el cuerpo utilice sus propios sistemas. Utilizando las células madre, material prima del cuerpo.

Las células madre producen glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Con la medicina regenerativa, se busca emplear técnicas para obtener células madre del cuerpo e inyectarlas nuevamente en los lugares que se requieran o se encuentren dañados.

Se pueden obtener de la médula ósea, la sangre periférica o del cordón umbilical.

Médula ósea
Se obtienen por medio de punciones en la parte posterior de la pelvis o de la cadera, se extraen por medio de un especialista en un quirófano bajo anestesia general.

Sangre periférica
Circulan de manera normal en una baja concentración y es necesario aumentar la cantidad utilizando un procedimiento, denominado aféresis, para extraer la sangre.

Cordón umbilical
Son obtenidas únicamente en el momento del parto.