Enfermedad Vascular Periférica

En la EVP, los pacientes candidatos a Terapia Celular son aquellos en los cuales los tratamientos convencionales como la angioplastia de revascularización o la cirugía de by pass no pueden ser ofrecidos por causas médicas o en quienes no ha habido mejoría después de su aplicación. Estos pacientes son portadores de una EVP irrevascularizable.

En estos casos, es imperativo proveer productos celulares que cuenten con células capaces de inducir y formar nuevos vasos sanguíneos que sirvan de ruta adicional de irrigación. Tanto la médula ósea como el tejido adiposo (grasa) cuentan con dichas poblaciones celulares, denominadas células progenitoras endoteliales (EPC por su sigla en inglés). Estas EPC son capaces de formar nuevos vasos sanguíneos de pequeño calibre una vez inducidas por los estímulos locales de falta de oxígeno en los tejidos (hipoxia tisular) y por las señales químicas recibidas por parte de otro grupo celular presente en estos productos celulares (las Células Mesenquimales Adultas Regenerativas). Esta respuesta denominada angiogénica (formación de nuevos vasos sanguíneos) es evidente en la angioresonancia de la figura adjunta, tomada de un estudio realizado por el grupo gestor de ITA y publicado en el Stem Cell Research Journal (artículo adjunto en “Publicaciones”), y en donde se puede ver que 2 meses después de la aplicación del preparado celular (intra-muscular y alrededor de la úlcera), la presencia de una red de nuevos vasos sanguíneos es clara (óvalos amarillos).

En ITA aplicamos dichas técnicas de regeneración arterial de miembros inferiores, utilizando productos celulares derivados de médula ósea y tejido adiposo (grasa). En los estudios publicados por los miembros gestores de ITA, se han alcanzado resultados positivos clínicos e imagenológicos (arteriografía y ultrasonido) en donde hasta un 95% de los pacientes responden a estos tratamientos alternativos de forma exitosa. En estos pacientes, además de los resultados clínicos (disminución del dolor, posibilidad de caminar sin claudicación, etc.), aquellos en estados críticos (isquemia crítica) y úlceras recidivantes crónicas mejoraron hasta el punto del cierre completo de las úlceras en menos de 8 meses sin necesidad de injertos de piel.

Translate »